Durante el proyecto de restauración de tu casa, podrían surgirte algunas dudas como: ¿Debo usar una escalera de hormigón o una escalera prefabricada?

Dependerá en gran medida del tamaño del espacio a reformar, pero es bueno conocer las ventajas que presentan entre unas y otras.

 

Generalmente, la instalación de una escalera de hormigón en un apartamento es un proceso largo y costoso que consta de tres fases:
- el relleno de hormigón,
- el revestimiento y
- la instalación de la barandilla.

 

 

En cambio, con las escaleras prefabricadas todo es mucho más fácil. Una vez hayas configurado tú mismo tu escalera personalizada con las medidas correctamente seleccionadas, éstas estarán disponibles en una semana. Si eliges las escaleras de caracol o de tramos de nuestro catálogo las podrás comprar e instalarlas en un solo día. Y es que su facilidad de montaje hace que puedas colocarlas tú mismo, solo con la ayuda del manual de instalación. En el caso que haya complicaciones, puedes contactar con el servicio de atención al cliente y recibir la ayuda de profesionales. Otro elemento a tener en cuenta a la hora de elegir entre un tipo de escalera u otro es el coste.

El precio de las escaleras de hormigón de interior es muchas veces igual, o superior que una escalera prefabricada Fontanot. Se deben tener presentes las múltiples demandas de fábrica a lo largo de la creación de las escaleras de hormigón, lo que hace incrementar su precio.

Las escaleras de interior de Fontanot están diseñadas para adaptarse a tus espacios y realzar el resto del mobiliario. Se desarrollan según la concepción moderna del diseño, combinando la funcionalidad y el estilo de cada uno de los espacios donde se instalan desde apartamentos, lofts y pequeños estudios. Además, los materiales de las escaleras prefabricadas para interiores son muy diversos.

Puedes encontrar escaleras de madera, de hierro, acero y otros elementos altamente reciclables, que obviamente no tienen las escaleras de hormigón. Como puedes ver, colocar escaleras de interior como exterior en tu hogar u oficina es siempre una buena alternativa en diseño de interiores, no solo por el estilo que puede aportar sino también por el ahorro de espacio que puede suponer. Como siempre, la elección final recae en cada uno, según nuestro gusto, estilo y presupuesto.